jueves, 11 de marzo de 2010

Marcha repentina...

Ahora que has vivido sin pensar, sin echar la vista atrás, ya no te acuerdas de quienes te animaron en los malos ratos, quienes te ayudaron a superar los problemas, quienes no dudaron en estar a tu lado... Espero que haya merecido la pena aquello que fuiste a buscar, y que no pretendas regresar con las manos vacias, no después de la forma en la que te marchaste; que se debe estar pasando por tu mente en este momento, seguro que no sientes un dolor que te hace estremecer, después de todo lo que hemos llegado a pelear. De que sirve cerrar los ojos, si al abrirlos no vas a despertar en otra habitacion y vas a volver a ver la realidad. No se puede hacer más, sólo queda ser fuerte y aunque en la cara se refleje una sonrisa, el corazón seguirá derramando la sangre que las lágrimas de los ojos no dejan caer, y si preguntan por tí, me limitaré a decir, que no se el motivo por el cual decidiste partir.

Demuestra siempre cariño, hacia las personas que te rodean y con quien quieres compartir el paso de tu vida, ya que el día menos pensado, todo se puede terminar.

Un día como hoy, pero hace seis años se produjeron una serie de ataques terroristas en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid; Sólo el tiempo hará que las heridas producidas aquel día se terminen de cerrar, pero nunca se olvidaran aquellas personas que jamás regresaron a sus casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Desde el momento en el que te fuiste, mi corazón dejo de funcionar, como si de un reloj viejo y sin vida se tratara. El tiempo se congeló, todo a ti me recordaba. No había ni un solo momento en el que no fantaseara con que yo siempre a tu lado estaba.